Ingurunea

Aitzkomendi

Aitzkomendi Trikuharria

Aitzkomendi Trikuharrirako ibilbidea. Egirazen, N-1 errepide zaharraren ondoan. Zadorra Etxetik 8 km-tara

Nola iritsi Aguraindik

Hartu A-2128 errepidea, Opakuako porturantz. N-1 autobidea gurutzatu eta gero, hartu ezkerretara A-3138, autobide ondoan dagoen errepidea. 5 km-tara, ezkerretara badago bidegurutze bat Egirazerantz. Herrira iristean seinaleak jarraitu eta hartu N-1 errepide zaharra, herriko mendebalderantz. Herriaren bukaeran aparkalekua dago.

Agurainera itzultzeko, jarraitu errepide beretik eta berehala autobidean sartuko zara.

Historia

1878ko urtean, Ricardo Becerro de Bengoak trikuharrian azterketa bat egin zuen eta honako hau aipatu zuen: “ trepamos a la pequeña alturita: allí en el fondo, en la concavidad de la artificial acumulación de tierras está el grandioso dolmen de Eguilaz; el magnifico sepulcro de los guerreros Celtas. Mide el montículo 280 pasos de perímetro en su base. El monumento se compone de 6 megalíticas piedras calizas, y una arenisca, (la que mira al norte), puestas en pie, de cerca de 70 centímetros de espesor por 3 metros de altura, coronadas por otra colosal del mismo grueso y de más de 4 metros de longitud por 3 de anchura. Descubierto en 1831, por un labrador que araba con sus bueyes en aquel término, fue explorado es su interior, donde se hallaron multitud de esqueletos, cuyos cráneos bien conservados aún, tenían muelas perfectas y de un color natural en sus mandíbulas. Halláronse también varias puntas de lanza o o flecha de cobre, algunos de cuyos restos se enviaron a la Academia de San Fernando, con una memoria que escribió el entonces alcalde de Salvatierra, Don Pedro Andrés de Zabala, (Enero de 1833). Dice este señor en ella, entre otras cosas curiosas, que los esqueletos eran de hombres y muchachos, ninguno de mujer; y que además del dolmen se descubrió un camino cubierto, que iba a dar a él desde el borde inferior del montículo, formado por grandes piedras y de poco más de 1 metro de altura, y otro tanto de anchura; y que en la tierra de alrededor había muchas cenizas y vestigios de fuego...”

Aizkomendi-ko trikuharrian lurperatutako azken pertsona, Gasteiztik 1813an ihes egiten zuen Napoleonen soldadua izan zen. Bere kasakako botoi inperialak agertu ziern neolitikoko ehorzte-tumulu honetan lurpetik ateratako 300 gorputz baino gehiagoren artean. Eta gainera, Euskadin aurkitutako lehena eta handiena izan zen. Teknikarik sinpleenarekin eraiki eta 5.000 urte geroago, hilerri katolikorako ordezko hobi bezala erabiltzen jarraitu zuten.


ZADORRA ETXEA
Zadorra, 21 · Agurain (Araba) 01200 · Mugikorra: 656 716 126 / Finkoa: 945 312 427 · info@zadorraetxea.com

Lege Oharra / Cookien Politika